Buscar
  • Bendita Crianza

¿Nos acompañamos desde lo genuino?

Actualizado: 5 de jun de 2019

Soy mujer y mamá de tres, unos gemelos camino a los siete y una pequeña de tres años, y cuando pensé que tenía todo medianamente controlado y me estaba especializando de “madre malabarista” surgió un PERO, como siempre hay un pero en cada historia …


Aprendí que este camino de ser mujer, de la maternidad se trata de fluir y no de controlar, porque todo cambia a cada instante, y como me recuerda siempre una muy querida amiga, el cambio es permanente.

No soy una mujer que le gusta la quietud, siempre me estoy preguntando cosas, una eterna aprendiz, permanentemente leyendo, siempre estudiando, y desde que decidí y elegí ser mamá mi vida dio un vuelco a 360 grados. Ha sido intenso, paulatino. Pasé de ser una mujer que viajaba mucho por trabajo y respondía correos los domingos en la noche, a estar en mi casa y encontrarme haciendo lo que realmente me gusta hacer. Y desde que decidí estar conectada con mi ser genuino, he ido mirándome, y como respuesta de eso elegí hacer este blog.


Por qué?

Si me estás leyendo, te hace sentido lo que escribo, te resuena, y te preguntas las mismas cosas que yo, o similares… sé que en algún momento te has sentido sola, empoderada, acongojada, vibrante, gozosa, inquieta, sobrepasada, culposa, perdida, anhelante y tantas cosas más.

Lo primero que quiero que sepas, es que no eres la única que siente todos esos remolinos emocionales ….no eres “atípica, rara” o cualquier adjetivo que se te ocurra mientras estás leyendo esto. Somos miles, millones de mujeres sintiendo lo mismo por siglos. Algunas lo viven antes, otras después, con mayor o menor intensidad, unas lo dicen y otras no, pero lo fundamental para mi, es que no te olvides que aquello que sientes está perfecto, porque es tuyo, así tal cual… Y que si miras un poco en las aguas femeninas, verás que somos una tribu gigante, que no estás sola, porque todas de alguna manera, navegamos por las mismas aguas “ser mujer”.

Déjame acompañarte en esta aventura, conversemos de lo que te sucede, de lo que ronda tu alma, tu cabeza y corazón… verás que cuando se transita el camino con otro, mucha magia puede suceder…





0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo